La medicina estética es ya toda una tendencia en este país

Todos y todas le damos una cierta importancia al hecho de sentir que nuestro cuerpo cumple con unos requisitos mínimos de imagen, de estética. La sociedad en la que nos encontramos, esa en la que la imagen es prácticamente lo único importante, nos obliga de alguna a cuidar de nuestro cuerpo y hacerlo de tal modo en que sintamos que nuestra belleza se está potenciando al máximo. Y, si además de eso, nos hacemos una foto y la publicamos en las redes sociales, mejor que mejor. Nos podrá gustar más o menos, pero es lo que hay.

Comparte el post

Todos y todas le damos una cierta importancia al hecho de sentir que nuestro cuerpo cumple con unos requisitos mínimos de imagen, de estética. La sociedad en la que nos encontramos, esa en la que la imagen es prácticamente lo único importante, nos obliga de alguna a cuidar de nuestro cuerpo y hacerlo de tal modo en que sintamos que nuestra belleza se está potenciando al máximo. Y, si además de eso, nos hacemos una foto y la publicamos en las redes sociales, mejor que mejor. Nos podrá gustar más o menos, pero es lo que hay.

Sin embargo, y como todos y todas sabremos a estas alturas, puede ser que haya algo en nuestro cuerpo que nos genere malestar, que no nos guste y que queramos eliminar a toda costa. Sin duda, los kilos de más pueden ser una de esas problemáticas. O una nariz demasiado prominente. O unos pómulos demasiado pronunciados. Los problemas dependen de la persona que los padece y que decide si son dignos de preocupación o no. Esto es algo completamente subjetivo, como ya estáis viendo. Por tanto, podemos encontrarnos y opinar prácticamente de todo y así va a seguir siendo.

En los últimos años, se ha ido desarrollando un conjunto de técnicas orientadas a eliminar o reducir esos problemas físicos que las personas consideran que tienen. Mejor dicho, estamos hablando de una técnica que ya existía décadas atrás, pero que ha ganado enteros en los últimos años, que es cuando la tecnología le ha permitido multiplicar por mucho todas y cada una de sus habilidades. Hablamos, como no podía ser de otra manera, de la medicina estética. Sin lugar a dudas, esta ciencia se ha convertido en la mejor salvaguarda para una cantidad enorme de personas tanto en España como en otros lugares del mundo.

Una noticia publicada en la página web de RTVE informaba de que 4 de cada 10 españoles habían probado en algún momento alguna técnica relacionada con la medicina estética. Se trata de un porcentaje bastante interesante, mucho mayor del que bastante gente podría llegar a imaginar. Además, las técnicas más demandadas por la población de este país han sido el bótox, el ácido hialurónico y las remodelaciones corporales. Como veis, estamos hablando de una cuestión que está en plena efervescencia y que ha venido para quedarse. Ya hay muchas personas que se han beneficiado de ella.

La medicina estética, además, ha generado una buena cantidad de empleos para nuestro país. En total, y según los datos que maneja el diario La Vanguardia en la noticia que os vamos a enlazar a continuación, genera 100.000 puestos de trabajo. Nuestro país, además, es el segundo en Europa en cuanto a número de visitantes que acuden desde más allá de nuestras fronteras para someterse a algún tratamiento relacionado con esta ciencia. En términos mundiales tampoco estamos mal: ocupamos la quinta plaza. Y la inercia de los últimos años nos conduce a pensar que vamos a seguir ascendiendo en estos dos ránkings.

La medicina estética se ha erigido como la mejor solución para muchas personas que buscan realizar algún cambio en su cuerpo y adaptarlo a las exigencias de la sociedad moderna. En España, confiamos a ciegas en este conjunto de técnicas según lo que nos han indicado desde Medicina Estética Rosa Bonal. Y es que, antes de la llegada del COVID, acumulábamos diez años de crecimiento en dos cuestiones: en el volumen de personas que decidían realizar alguno de esos cambios de los que hablamos y en la facturación global del sector. Una vez superada la interrupción ocasionada por la pandemia, los síntomas de crecimiento han vuelto a hacer acto de aparición.

Una cuestión que también es de hombres

Cuando hablamos de medicina estética, cometemos el error una y otra vez de considerar que se trata de algo única y exclusivamente para las mujeres. ¿Los hombres, entonces, no pueden tener ningún defecto que les haga sentir incómodos y que quieran corregir? Por supuesto que lo tienen. Y cada día más. Los profesionales del sector apuntan que sigue creciendo el número de hombres que buscan algún tipo de corrección y que acuden a centros de medicina estética con el único propósito de resolverlos.

Por si fuera poco, todo hace indicar que el número de hombres que va a seguir acudiendo a este tipo de instalaciones va a aumentar todavía más de cara a los próximos años. No es de extrañar, porque también a ellos les afecta lo que comentábamos al principio al respecto de esa sociedad en la que la imagen se ha convertido en nuestra principal valedora. Hombres y mujeres necesitan por igual a una medicina estética que, desde luego, ya es realmente importante para una buena parte de la población española.

Subscribite a nuestro boletín informativo