Cuida tus pies

Comparte el post

Muy pocas personas se preocupan por la salud de los pies y es que, si no fuera por ellos, ninguna persona podría poner los pies en el suelo.

En ocasiones duelen los pies, salen callos o juanetes y, en estos momentos, lo que hay que hacer es acudir al podólogo.

En este artículo vais a saber qué hace el podólogo en su día a día ya que se trata de una profesión que resulta interesante.

Podólogo: una profesión que resulta interesante

Podoavant tiene experiencia en el mundo de la podología y sabe que muchas personas tienen los pies delicados y necesitan de cuidados especiales.

Con respecto al podólogo se podría decir que es un profesional de la salud que se encarga de los problemas que guardan relación con los pies.

Se ocupa este profesional del cuidado de los pies y de la relación que tiene con el resto del cuerpo y es que el podólogo lo que hace es diagnosticar además de prescribir y tratar esta parte del cuerpo que es delicada.

Este profesional entiende que la estructura y el funcionamiento de los pies son complejos y cuenta con muchos conocimientos en diferentes materias.

Además, estos profesionales tienen habilidades y aptitudes que se consideran necesarias para poder realizar y para poder elaborar diferentes tratamientos en los pies.

Los podólogos conocen perfectamente la estructura además de la función de los pies y entienden que hay personas que tienen los pies más delicados y necesitan ponerse en manos de profesionales.

Se puede añadir a toda la información que ya se ha dado que los podólogos cuentan con formación de tipo universitaria específica y han estudiado la anatomía, la fisiología y la patología del pie y la del tobillo.

Se encuentran capacitados para poder diagnosticar y tratar diferentes enfermedades y trastornos que se encuentran relacionados con los pies.

¿Cuándo hay que acudir al podólogo?

Los expertos dicen que siempre resulta importante acudir al podólogo como una medida preventiva con el fin de poder diagnosticar enfermedades precoces.

En el momento en el que el paciente note cierta dolencia, malestar o sospecha de lesiónen el pie tiene que acudir al podólogo con el fin de que el profesional le examine.

Los expertos siempre recomiendan a los pacientes acudir al podólogo ante los primeros síntomas de molestia en la zona del pie con el fin de poder detectar cualquier tipo de patología.

De esta forma se evitan problemas que tengan gran gravedad y que podrían llegar a afectar a cualquier otra zona del cuerpo.

El objetivo de las pruebas será prevenir cualquier tipo de molestia como son los pies planos o las deformidades en los dedos además de que se evitarán alteraciones estructurales.

Cuando no se diagnostican determinadas enfermedades y cuando no se tratan a tiempo pueden causar ciertas patologías en los pies y en diferentes zonas como son las rodillas o la cadera además de la espalda.

Con respecto a los adultos se puede decir que han de vigilar la salud de los pies, sobre todo en el caso de que realicen cualquier actividad deportiva.

¿Qué funciones llevan a cabo los podólogos?

¿Quieres saber todas las tareas que realizan estos profesionales en el día a día?, pues aquí tienes un pequeño listado con algunas de ellas:

  • Llevan a cabo exámenes completos de los pies con el fin de poder diagnosticar problemas y determinar un tratamiento que sea adecuado.
  • Tratan y curan las lesiones y las afecciones de los pies como son las uñas encarnadas, los callos además de las verrugas plantares o las lesiones deportivas.
  • Prescriben medicamentos además de terapias físicas con el fin de poder aliviar el dolor y la inflamación.
  • Fabrican y adaptan plantillas ortopédicas con el fin de poder tratar de mejor forma los trastornos como son la fascitis plantar, los espolones del talón o los problemas de la pisada.
  • Brindan educación además de asesoramiento acerca de la higiene y el cuidado que hay que tener en los pies, sobre todo en aquellos pacientes que padecen diabetes u otros trastornos que pueden afectar en cierta manera a la circulación y la sensibilidad en los pies.
  • Realizan cirugías menores como son la extracción de las uñas encarnadas y la corrección de las deformidades.

Como podéis observar, se trata de profesionales que en todo momento cuidan la salud de los pies y se preocupan por ofrecer a los clientes asesoramiento además de que los cuidan.

Los pies son zonas delicadas y, cuando existen problemas, las personas no pueden andar o les cuesta andar un poco y es por ello que los podólogos se encargan de cuidar este tipo de zonas de la mejor manera.

Cuida tus pies en todo momento

Hay personas que siempre están cuidando sus pies, utilizan productos específicos para poder tener los pies sanos además de bonitos.

Aunque es cierto que los podólogos en todo momento aconsejan a los pacientes que cuiden sus pies, que empleen calzado que sea cómodo y que utilicen calcetines que sean de buenas marcas.

Pero, ¿por qué hay que cuidar tanto los pies?, pues porque son una zona delicada y en ocasiones un mal cuidado o el descuido de los mismos puede desembocar en enfermedades como son los hongos.

Aquí tenéis algunos cuantos consejos para que los tengáis muy en cuenta a la hora de cuidar esta parte del cuerpo que es tan delicada:

  • Mantén siempre los pies secos: En la época de invierno siempre resulta importante mantener los pies secos y hay que hacer uso de calcetines que sean de lana o de materiales sintéticos con el fin de que absorban la humedad. Hay que hacer uso de zapatos que sean impermeables con el fin de evitar la entrada de agua y, de esta forma, se mantienen los pie secos.
  • Hidrata en todo momento tus pies: El aire seco además del frío pueden llegar a resecar un poco los pies y esto provoca que se produzcan grietas además de sequedad. Utiliza cremas hidratantes una vez que te hayas duchado y escoge alguna que contenga urea o ácido láctico.
  • Cuida mucho tus uñas: En la época de invierno las uñas suelen sufrir mucho más porque en todo momento utilizamos zapatos que están cerrados y no se exponen los pies al aire. Si quieres evitar las uñas encarnadas, recórtalas de forma recta y no demasiado cortas y asegúrate siempre de mantener las uñas limpias además de secas.

Procura siempre cuidar tus pies

Los podólogos siempre piden a los pacientes que cuiden los pies en todo momento con el fin de evitar problemas mayores y es que son zonas que merecen un cuidado especial.

Durante la época de invierno la gente suele hacer menos ejercicio físico y esto puede afectar en cierta manera a la circulación en los pies.

Los médicos recomiendan a los pacientes que mejoren la circulación en la zona de los pies realizando estiramientos y ejercicios que sean simples.

Puedes visita al podólogo en el caso de que llegues a experimentar dolor, hormigueo o cualquier molestia durante la época de invierno.

Además los podólogos siempre piden a los pacientes que acudan de vez en cuando a la consulta con el fin de poder diagnosticar cualquier afección para tratarla de forma rápida.

Piensa que hay personas que no cuidan sus pies de forma correcta y acaban con callos o con malformaciones en los mismos y esto, si se deja pasar el tiempo, puede provocar daños crónicos en dichas zonas.

Los profesionales lo dicen siempre: acude al podólogo

Los pies son una parte del cuerpo importante y gracias a ellos la gente se puede mover de un lado a otro pero, ¿qué ocurre cuando éstos comienza a doler?, pues que impiden la movilidad.

Lo que hacen los podólogos en las consultas es recomendar a los pacientes que acudan a sus clínicas cada determinado tiempo con el fin de poder realizar un diagnóstico de los pies.

Aquí tienes algunas de las razones por las que siempre conviene acudir a un podólogo, se padezca alguna enfermedad o simplemente para someterse a una revisión:

  • Prevención: Esto es importante y es que la prevención siempre le evitará al paciente tener que sufrir enfermedades de los pies que sean graves.
  • Descubrir el tipo de pisada: Esto no lo sabe prácticamente nadie y es que, en algunas ocasiones, los pacientes sufren problemas en los pies porque pisan mal. Siempre conviene que el paciente sepa el tipo de pisada que tiene con el fin de que le pueda el profesional realizar plantillas a medida.
  • Aprende a cuidar tus pies: Muchas personas piensan que pueden caminar con cualquier tipo de calzado y esto realmente no es así. Hay calzados que se ajustan mejor a los pacientes y es por ello que siempre conviene cuidar los pies.
  • Descubre cambios dependiendo de la etapa de crecimiento: Conforme el paciente va creciendo, los pies van presentado algunos tipos diferentes de cambios y, por esto mismo, hay que estar atentos a cualquier tipo de cambio.

Siempre resulta conveniente acudir al podólogo porque son profesionales que pueden cuidar los pies de la mejor forma posible y en todo momento realizarán tratamientos que sean acordes a la enfermedad que tengan que tratar.

Subscribite a nuestro boletín informativo